Este sitio web utiliza cookies para poder brindarte la mejor experiencia.

Empieza la batalla de series originales

Las series originales son el producto fresco que las plataformas tienen para ofrecer a los cientos de miles de internautas que parecieran ya no sorprenderse con nada, y no es que hayamos perdido la capacidad de sorprendernos o ilusionarnos, sino que, se lanza una actualización que apenas estamos comprendiendo de qué trata, cuando en la batalla encarnizada por ser la mejor red, nos lanzan otra, que nos hace perder el foco de lo que realmente es innovador o sorprendente.

Unos corren, los otros vuelan

Amazon empezó a sorprendernos con las series originales que ganaban seguidores leales a diestra y siniestra, entonces Netflix los vió y empezó a apostar por su propio contenido, teniendo éxitos del tamaño de Black Mirror, que lograron catapultarlos como creadores de contenido actual, bien producido y accesible. Entre esta ola de producciones originales y la escalada del video en la preferencia de los internautas, Facebook salió con su ya famoso Facebook Watch, que en un principio recopilaba los videos que posteamos, compartimos y comentamos, hasta que de pronto….

estrategia

Así es. Facebook ha brindado al mundo la oportunidad de consumir mini series originales, con capítulos de media hora cada uno (con la posibilidad de subir episodios desde tres minutos) y los famosos personajes que los millennials ya conocemos. Esta estrategia suena atractiva considerando que cada vez más personas aseguran que prefieren la publicidad que pagar por suscripciones a plataformas de streaming; acceder a estas redes solo cuesta abrir una cuenta en Facebook (precio “barato” a pagar si no consideramos la filtración periódica de datos que la red presenta).

Snap Originals

El único error que Snapchat tuvo, fue caer de la gracia de Jenner, de otra manera esta red se mantendría en la preferencia de los jóvenes de la generación Z al menos en Estados Unidos, en donde la gente supo reemplazar Vine con esta plataforma de micro contenidos. Realmente ellos nunca se han quedado atrás, y fuera de una disputa por la idea original de los filtros, han sabido escuchar y predecir las preferencias de las audiencias jóvenes y darles lo que no sabían que querían, en esta ocasión, series originales de tan solo 5 minutos de duración, con temáticas frescas y características como Realidad Aumentada, que da la posibilidad de visitar los escenarios de las series directamente desde el celular.

Las series son producidas en formato vertical, -pues a las generaciones que vienen, no les interesa perder el tiempo girando la pantalla al anticuado formato horizotal- y contarán con su propio apartado en donde se podrán encontrar todas las series en un solo lugar. Podremos sucribirnos a las series que nos llamen la atención, recibiendo una notificación cada vez que un nuevo capítulo salga al aire.

¿Y los ads?

Los anuncios en Instagram Stories se dieron después de descubrir que las personas ya preferían navegar en las historias de sus conocidos que en sus perfiles como tal, lo mismo está pasando con Facebook Stories y, por si no fuera poco, Netflix piensa poner anuncios incluso en las cuentas premium, lo que está causando dolores de cabeza en quienes deciden pagar por un poco de privacidad. Estos formatos nos acercan a nuevas maneras de anunciarnos, nuevas maneras de llegar a las audiencias y nuevas ideas de ejecución, pues como lo dijimos al inicio de la nota, hemos perdido la capacidad de asombro, algo que como anunciantes, debemos tener todo el tiempo en cuenta.

estrategia

 


Fuentes
www.emarketer.com
www.socialmediatoday.com
www.snapchat.com