Este sitio web utiliza cookies para poder brindarte la mejor experiencia.

¿Sabes cuidar tu seguridad web?

Hoy en día nuestras actividades online son más frecuentes: compras, descargas, cursos, pero ¿sabes a qué costo? Cualquiera de estas actividades pareciera no representar mayor problema, pero cada vez que accedemos a los sitios web corremos el riesgo de vulnerar nuestros datos personales. Por esta razón se celebró en el mes de noviembre el “Día Internacional de la Seguridad Informática” con el fin de generar conciencia entre los internautas sobre la protección de toda información confidencial, y así desarrollar hábitos que ayuden a proteger nuestros datos cada vez que accedemos a Internet. Esto es lo que debes saber.

¿ALGUIEN DIJO GRATIS?

Aunque todos amamos la palabra “gratis” en el fondo sabemos que el mundo no funciona así. En esta era tecnológica nuestra información es de gran valor para las empresas y otros organismos con fines menos comerciales y con ello nos referimos a los ciberdelincuentes o hackers. Proporcionar solo el nombre y correo supone ya una lluvia de información en tu bandeja de entrada de diferentes páginas y servicios que no solicitaste. Ahora imagina qué pasa cuando cedes información más de la cuenta.

Con el uso de las redes sociales el riesgo es mayor, ya que existen sitios web que prometen regalarte algún servicio o decirte a qué personaje de Hollywood te pareces con solo saber el color de tu cabello, lo único que debes hacer es picar el enlace, acceder por medio de Facebook y ya está, e inocentemente el intercambio está hecho. El peligro que corres tú y tu información al dar clic va más allá de recibir spam, pues puedes ser víctima de robo de contraseña o hasta de identidad.

 

NADIE SE SALVA

Aunque las grandes compañías tecnológicas cuentan con sistemas avanzados para salvaguardar sus bases de datos, esto no las ha salvado de ciberataques o robo de información. Tal es el caso de Yahoo que en 2013 se vieron comprometidos los datos de 1.000 millones de usuarios, lo mismo le ocurrió a Uber en 2016 con la información de 57 millones de usuarios. Si estos gigantes de la industria no pudieron evitar ser víctimas de filtración de información, imagina qué podría pasarle a la tuya si no implementas medidas al momento de navegar en la web.

Los nuevos riesgos que vienen con las innovaciones digitales son reales y para evitarlos es importante realizar pequeñas acciones como cambiar periódicamente nuestras contraseñas, verificar la autenticidad de los sitios web, correos y documentos con los que hayamos tenido contacto. En cuanto a los avisos de privacidad- seamos honestos, nunca los leemos- es importante hacernos el hábito de abrirlos y saber a qué les estamos dando autorización a los sitios web. Si implementas estas básicas recomendaciones estamos seguros de que tendrás más control sobre tus datos personales y evitarás decir más a menudo: ¿¡en dónde quedó mi información!?

 


Fuentes:
http://redyseguridad.fi-p.unam.mx/
https://es.statista.com/
https://www.acm.org/