Este sitio web utiliza cookies para poder brindarte la mejor experiencia.

Las redes sociales podrían salvarte la vida

La gente pasa la mayor parte del día conectada a sus redes sociales compartiendo aspectos de su vida cotidiana, sus pensamientos o emociones y todo esto se puede interpretar para descubrir el estado de ánimo de las personas.

El hecho de poder interpretar el estado de ánimo de alguien a través de sus publicaciones puede ayudar a la detección oportuna de trastornos como la depresión gracias al desarrollo de tecnología capaz de analizar ciertos patrones de comportamiento de los usuarios mientras utilizan sus diferentes perfiles.

¿Para qué?

El objetivo de este desarrollo tecnológico es ayudar a las personas que estén mostrando síntomas tempranos de depresión, a recibir ayuda psicológica para evitar que el problema pase a mayores.

Sin duda uno de los problemas más graves en los últimos años, es el incremento en los casos de suicidio que han utilizado plataformas como Facebook, para transmitir o publicar abiertamente detalles sobre el mismo.

Ante esta situación las redes sociales no pueden permanecer ajenas, y han decidido implementar herramientas preventivas.

redes  sociales

¿Cómo lo hacen?

Investigadores de la Universidad de Vermont descubrieron un sistema que detecta la depresión a través de las fotos que publican los usuarios.

En Instagram por ejemplo, se realizó una investigación que mediante un algoritmo que busca patrones, elementos y comportamientos que resultan constantes en las imágenes de las personas que padecen depresión.

 La investigación difundida por Sciende, arrojó que los patrones en las imágenes publicadas por las personas con este padecimiento suelen tener tonalidades grises, azules y oscuras en su mayoría. También disminuye la cantidad de luz y la proporción de brillo, así como la ausencia de caras o muchas personas en el encuadre.

redes  sociales

En el caso de Facebook, esta red ha implementado una inteligencia artificial que detecta comportamientos depresivos (con base en la actividad del usuario, sus publicaciones o sus conversaciones) y ofrece al usuario alternativas que van desde ponerse en contacto con alguno de sus amigos, hasta contactar ayuda psicológica para hacer frente a la depresión que lo aqueja. Esta ayuda se ofrece a través de Facebook Messenger.

Twitter así como otras redes sociales y diversos portales, identifican palabras claves relacionadas con la depresión, o la tristeza para detección oportuna y la prevención de situaciones más graves como el suicidio.

Acciones como Proyecto Life! Del Grupo de Procesamiento del Lenguaje y Sistemas de Información (GPLSI) buscan a través de herramientas como SocialRankings o el SocialAnalytics analizar foros, chats, redes sociales, blogs, microblogs o demás espacios virtuales, para encontrar a los usuarios que requieran de ayuda psicológica y canalizarlos para que reciban el apoyo de manera anónima. Este es un proyecto que está en espera de realizarse aún, pero estamos seguros de que será un éxito.

La prevención es clave para la disminución de los casos de suicidio, cuyas señales de alerta se encuentran latentes en las redes sociales o diversos espacios virtuales. Esperamos que estas medidas que ofrecen las redes sociales sean cada vez más sofisticadas y oportunas para que los usuarios tengan un mayor respaldo o apoyo psicológico cuando lo necesiten.


Fuentes:

http://www.ticbeat.com/
https://gplsi.dlsi.ua.es
http://www.20minutos.es