Este sitio web utiliza cookies para poder brindarte la mejor experiencia.

Comentarios inadecuados: el nuevo enemigo de YouTube

El pasado 17 de febrero, el usuario de YouTube MattsWhatItIs subió un video de veinte minutos en el que expone una terrible verdad acerca de YouTube y las redes sociales en general.

En el video, Matt revela con investigación e imágenes que existe un círculo de pedofilia que usa YouTube para compartir videos de niños.

El video, hasta ahora cuenta con 2 millones de visitas, en el cual Matt se muestra muy decepcionado y enojado acerca de lo que ha encontrado con su investigación.

comentarios inadecuados en YouTube

Los peores usuarios de la red han sido descubiertos

El video de Matt, que ha llegado hasta los medios de comunicación primarios, relata que en un video normal de alguna niña (por lo general es fememina, aunque no se descartan los videos de varones) haciendo cosas como gimnasia, baile o incluso sólamente contando de su día a día, los pedófilos marcan en los comentarios momentos del video que puedan contener al menor en una posición suceptible.

Los videos primero son subidos por los mismos niños, haciendo algo muy inocente. Estos usuarios bajan el video y lo vuelven a subir como si fuera suyo para compartirlo con los demás usuarios que disfrutan de este contenido.

Al mismo tiempo, Matt se percató de que YouTube te recomienda ver más videos así después de haber visto un par de videos de este tipo. Demostrando así que el algoritmo de YouTube ayuda a estas personas a encontrar el contenido.

Finalmente, y lo que más molesta a todos los usuarios, es que varios de estos videos estan debidamente monetizados. En otras palabras YouTube ha ganado dinero de esta práctica insana y francamente perturbadora.

YouTube no es la única plataforma con este tipo de usuarios.

En YouTube, los depredadores roban los videos de menores para subirlos ellos mismos

Recientemente una madre en Gran Bretaña tuvo que interrumpir una partida de Fornite al darse cuenta que su hijo estaba siendo víctima de un depredador. La mujer describe que el hombre le pedía fotos desnudo al niño, de 12 años, a cambio de dinero.

Tambien explica que el niño no estaba seguro de cómo había tenido conexión con esta persona ya que todos sus amigos tienen nombres de usuario extraños.

Ahora el niño no puede ni quiere volver a entrar al juego, que era una via importante de comunicación con sus amigos de la escuela fuera de horas de clase.

Una investigación del periódico The Mirror asegura que los indices de casos de asalto en Twitter y Facebook han saltado de 219 a 614 desde el 2019, de los cuales la mitad tienen que ver con menores de 16.

Todos los días entran más y más usuarios nuevos a las plataformas y no sabemos quienes son ni porqué está ahí, ya que las redes sociales no han fijado una manera real de controlar quien está en la página y que es lo que hacen con ella.

Culpabilidad o responsabilidad?

La información que estamos proporcionando no es para alarmarse ni causar pánico. Tampoco es para señalar con el dedo. Las redes sociales y el Internet en general son herramientas que deben ser usadas con responsabilidad del mismo usuario.

Dicho esto, debe ser un esfuerzo en conjunto, tanto de los padres como de las redes sociales el atacar este problema de raíz y así evitar más incidios.

Tampoco se están quedando de brazos cruzados. Tan sólo YouTube ha cambiado su algoritmo ya varias veces desde el 2017 para tratar de atrapar esta red de pedofilia.

Marcas como Disney, Nestlé y McDonald’s han parado sus anuncios de YouTube hasta que se arregle el problema. YouTube reporta estar trabajando sin descanso para eliminar cuentas y bloquear comentarios en millones de videos de su plataforma.

Comentarios inadecuados en YouTube

También, varios paises han implementado prácticas policiacas en cubierto para atrapar a estas personas. Sin embargo, siempre va a existir la posibilidad de que estos encuentren otros caminos para llevar acabo sus práciticas.

Mientras tanto, se indica que la primera línea de defensa son los padres. Se recuerda que las redes sociales tienen una restricción para los menores de edad, misma que sólo puede ser reforzada por los mismos padres.

También se recomienda que durante las sesiones de juegos de video en línea, los padres esten cerca para escuchar lo que está sucediendo y las interacciones que el menor pueda tener con otros usuarios.

Fuentes:
www.YouTube.com
www.TheMirror.com
www.theguardian.com
www.uniladl.co.uk