Este sitio web utiliza cookies para poder brindarte la mejor experiencia.

¿Te has preguntado cómo llegamos a la seguridad en internet?

En la actualidad, el cambio de información por medio de e-mails se ha convertido en parte fundamental de nuestra vida, pero, ¿ésta información está realmente protegida en el fluir de las redes sociales?

Para entender la importancia de la seguridad en internet, debemos retroceder un poco en la historia. Desde que la escritura fue inventada, la criptografía (técnica de transformar un mensaje inteligible, en otro que sólo puedan entender las personas que estén autorizadas a ello, y que se llama texto cifrado) ha estado al servicio de gobiernos y ejércitos para mantener una comunicación segura y confidencial.

Para cifrar un texto, se requieren de un conjunto de reglas preestablecidas entre quienes se comunican, conocidas comúnmente como “clave”.

Con el desarrollo de la computadora, la criptografía cobró mayor importancia en el tema de seguridad. En un principio, la computadora fue una herramienta basada en el criptoanálisis, ciencia que desarrolla técnicas para descifrar un mensaje sin conocer su clave. Conforme la computadora fue evolucionando y abaratando, logró penetrar en la sociedad.

Las empresas comenzaron a adquirir computadoras, atraídas principalmente por su capacidad de cifrar comunicaciones importantes; sin embargo, un problema al que se enfrentaron fue el de distribución de claves.

Bajo ésta premisa, en 1974 Whitfield Diffie y Martín Hellman comenzaron a buscar una solución a este tema, en su búsqueda descubrieron que el principal problema era que, al aplicar la clave en un sentido cifraba el mensaje, y al hacerlo al revés lo descifraba. Como resultado tenían que: descifrar el mensaje era tan sencillo como cifrarlo; convirtiendo a la clave en el eslabón más débil en seguridad.

En este punto surgió “La firma digital”, ésta sustituye la firma de puño y letra y a los efectos tiene la misma validez. El método de la firma digital proporciona autenticidad al mensaje, ya que sólo el dueño de los mensajes puede cifrar un documento, garantizando que haya sido él y no otro quien haya lo haya cifrado.

En 1975 surgió la criptografía de clave pública, este concepto incorporaba la clave asimétrica. Esta clave se desglosa en dos claves distintas, una que permite cifrar (la pública) y otra para descifrar (la privada). El proceso deja de ser inverso al otro, donde cifrar y descifrar se vuelven independientes. La idea es que uno guarda su clave privada y hace pública ésta misma.

Actualmente quien quiera enviarte un mensaje ya no tendrá que esperar a que intercambies cierta información; simplemente buscará tu clave pública. Tan sencillo como consultar un número de teléfono en el directorio, o buscar una dirección de correo electrónico en tu agenda.

Seguridad en la actualidad

Hoy en día, las computadoras están al alcance de cualquier persona, haciendo necesaria la implementación de medios seguros de transferencia de la información almacenada en los ordenadores.

Existen diversos aspectos a tomar en cuenta en el proceso de transferencia de información electrónica y que permitan una comunicación segura, los principales son dos:

  • Autenticidad: Verificar siempre que las personas que intervienen en el proceso de comunicación sean las correctas.
  • Integridad: Seguridad de que la información no sea alterada en el transcurso del envío.

Actualmente se sigue trabajando para certificar la seguridad en internet.


Fuente:
http://www.comoves.unam.mx/