Este sitio web utiliza cookies para poder brindarte la mejor experiencia.

Seguridad en Internet ¿A qué estamos jugando?

Seguridad en Internet

Uno de los temas más controversiales relacionados con los nuevos medios de comunicación es el de la seguridad en Internet, algunas personas lo toman muy a la ligera, otras, al contrario, lo toman como algo de suma importancia, como si se tratara de vida o muerte, pero ¿cómo debemos comportarnos ante esto?

Imaginemos un mundo sin internet… Creo que a estas alturas del siglo XXI sería imposible hacerlo. Gracias a internet realizamos absolutamente todo. Inclusive las generaciones más adultas, que en un principio podrían estar un poco renuentes a esta apertura de información, en pleno 2016, están aprendiendo y formando parte de esto.

Siendo que, justamente el internet lo es casi todo en nuestras vidas, realizamos búsquedas, nos informamos, investigamos, compramos, vendemos, compartimos, nos entretenemos y permanecemos en contacto. Hay un tema el cual merece una especial atención, y es la seguridad en este medio.

Hay muchas cosas que hacemos en internet que obviamente resultan muy delicadas, como por ejemplo transacciones bancarias, compras o ventas. Sin embargo, hay otras que no son tan obvias pero que resultan tener el mismo grado de delicadeza, como podría ser compartir información personal, compartir locaciones o fotos delicadas.v

  • En el primer caso, el más peligroso, es que la dificultad que los sitios nos solicitan es nula.
  • En el polo opuesto, los sitios nos exigen un grado de dificultad elevadísimo, en el que tienes que poner una letra en mayúscula, números, símbolos, que no sean consecutivos, que no se repitan, que no tengan orden en reversa, y si fuera posible, te pedirían una lectura de retina.

Estos dos casos nos llevan a que usualmente utilicemos la misma clave pues nos ayuda a acceder más rápido a todo. Y es que seamos honestos, teniendo perfiles en todas las redes sociales, más tus accesos al banco, más tus dispositivos móviles, recordar arriba de 10 claves diferentes debería ser considerado valor curricular.

Sin embargo, este error es el más grave que podemos cometer, utilizar claves sencillas, o la misma clave para todo, nos vuelve más vulnerables a un ataque. Y por ataque no me refiero solamente a que vayan a vaciar tus cuentas de banco, también podrían usurpar tu identidad, mandar mensajes a tus contactos y obtener información delicada que puede vulnerarte.

¿Sabías que? Si se usan 6 letras minúsculas, un hacker podría adivinar la contraseña en tan solo 10 minutos. En cambio, si se usan contraseñas de más de 8 caracteres con letras mayúsculas, minúsculas y símbolos, el mismo hacker se tardaría hasta 4 años en adivinarla.

Es por esta razón que diferentes organizaciones e instituciones optan por utilizar dispositivos externos para poder iniciar sesiones. El uso de tokens, mensajes a móviles, códigos cambiantes, etc.

La usurpación de identidad es uno de los temas más delicados en cuanto a seguridad en internet se refiere. Y es que al compartir tantos datos en medios digitales nos convierte en prácticamente un escaparate ante el mundo, y cualquiera puede tomar algo de nuestras vidas, para bien o para mal.

Recientemente se han dado casos en los que los hackers utilizan un simple mensaje de “tu sesión ha expirado” para poder obtener tu clave y así poder compartir algo de publicidad, o mandar mensajes masivos a tus contactos. Este es el ataque más difícil de identificar pues muchas veces ni nosotros mismos nos damos cuenta de esa información compartida. La solución es realizar un cambio de claves, notificar al sitio de lo ocurrido y seguir adelante, esperando que el mensaje que se compartiera no fuera delicado. Sin embargo, si la situación se torna en una pesadilla, lo recomendable es recurrir a la Policía Cibernética para poder dar una solución eficaz al conflicto.

Te compartimos 5 tips básicos para evitar el robo de identidades en internet, porque ser cuidadoso es mejor a lamentarse:

  1. Utiliza un sistema de seguridad confiable, que vaya más allá de un simple antivirus básico.
  2. Utiliza claves seguras, ve por más de 8 caracteres, combina símbolos, letras y números.
  3. Sólo descarga archivos y software verificado, es clave para que no descargues algo extra que te robe datos.
  4. Cuida tus redes sociales, además del cuidado en las claves de acceso, no compartas demasiada información sobre tu estilo de vida.
  5. Protege tu conexión, si tu conexión no está encriptada, es vulnerable, y así lo serán también los equipos que se conecten por este medio.

Es altamente necesario que tengamos presente que, aunque realicemos todo por medio de internet y debido a su accesibilidad lo veamos como nuestro fiel aliado, tenemos que cuidar nuestra identidad y la información que compartimos. Si hay cosas que no hacemos en la vida real, ¿por qué pensamos que está bien hacerlo por internet? Además, hay que poner especial atención a situaciones fuera de lo común que puedan suceder en este medio. Si te llega un mensaje de un desconocido diciéndote que te ganaste un grandioso premio, o que te ofrecen la residencia de un país, o inclusive y lamentablemente, si una fundación pro ayuda te solicita datos, es mejor no confiar, averiguar y corroborar antes de darlo todo. Justamente utilicemos el poder del internet en contra de estos ataques y averigüemos al momento.


Fuente:
https://press.kaspersky.com/
http://www.thefiscaltimes.com/
http://www.huffingtonpost.com/