Este sitio web utiliza cookies para poder brindarte la mejor experiencia. Para conocer nuestro aviso de privacidad, favor de dar click aquí.

OTT en LATAM

A medida que las redes mejoran su capacidad de tráfico, OTT en LATAM parece estar entrando en un período de expansión rápida y sostenida.

A menudo injustamente eclipsada por su vecina del Norte, América Latina es un enorme mercado para la industria del vídeo en sí misma, con una población de unos 639 millones de habitantes. Décadas de relativa estabilidad política han dado lugar a un crecimiento económico sostenido y a inversiones en infraestructura, y su PIB ha aumentado casi cuatro veces en el último cuarto de siglo.

Esto lo convierte en un terreno cada vez más fértil para los servicios de OTT. Según el último informe de Digital TV Research sobre la región, Previsiones de TV y vídeo de OTT en América Latina, se prevé que los ingresos de la OTT crezcan un impresionante 160% en el curso de los seis años a partir de 2017, hasta alcanzar un total de 6.430 millones de dólares en 2023.

El SVoD (Subscription Video on Demand) es el principal impulsor aquí, representando cerca de dos tercios de ese total. Esto se debe a una rápida expansión de la base de suscriptores, que se duplicará con creces para alcanzar los 48,24 millones de espectadores en el mismo período.

Por supuesto, no es una imagen pareja. Las cinco economías más grandes de todo LATAM contribuirán con más del 80% de los ingresos, aunque esto es un reflejo quizás más de los variados tamaños de la población de la región que cualquier cosa que tenga que ver con las disparidades económicas (aunque éstas existen).

Recientemente, la región ha sido cada vez más blanco de los grandes servicios SVoD norteamericanos, aunque Netflix se está dando cuenta de que no ha conseguido el mercado a su manera. De hecho, Digital TV Research considera que su cuota de mercado está disminuyendo incluso a medida que aumenta el número total de abonados, lo que representa alrededor de la mitad de los abonados de pago de la región para 2023, por debajo de la cuota máxima de dos tercios en 2017. Entonces, ¿Dónde están las oportunidades en la región? ¿Qué factores están impulsando los mercados en todo el territorio de LATAM, y qué desafíos sigue enfrentando? ¿Puede superar una historia frustrante de suministro deficiente de banda ancha?

Medición de OTT

Según un estudio del Winterberry Group, la inversión en publicidad en video streaming aumentará en un 20 por ciento en 2019, alcanzando los 2.600 millones de dólares. Sin embargo, estas cifras siguen siendo bajas en comparación con el gasto en publicidad en televisión, y la medición del alcance es el mayor desafío para los servicios de OTT.

Los profesionales de la industria de la televisión creen que las métricas de la televisión son más valiosas que las de un servicio de OTT porque cada servicio tiene sus propias métricas y el contenido se consume a través de múltiples dispositivos y plataformas, lo que hace que la medición sea mucho más variable.

En el caso de la televisión, los anunciantes se guían por las clasificaciones de Nielsen.

Aunque es mucho más fácil realizar una campaña de televisión, las campañas de OTT tienen otras ventajas, como la segmentación de las audiencias.

El último pronóstico de eMarketer plantea que 204,9 millones de estadounidenses verán el contenido de OTT en 2019. Los usuarios pasarán 92,43 minutos por día viendo videos digitales en 2019.

El interés en el video digital está creciendo rápidamente entre los usuarios y los anunciantes, pero algunos profesionales todavía están indecisos hasta que la medición del alcance se haga más diversa y ágil.

Fuentes: https://www.viaccess-orca.com/blog/ott-delivery-latam, https://digitalpolicylaw.com/medicion-el-desafio-de-la-publicidad-en-ott-frente-a-la-tv/