Este sitio web utiliza cookies para poder brindarte la mejor experiencia.

Las nuevas expresiones de la era digital

expresiones

Dependiendo de la edad que tengamos, identificamos la tecnología como algo diferente; para quienes nacimos a finales de los 80 empezó como un mundo oculto detrás de las consolas de videojuegos, evolucionó en forma de PC’s, celulares inteligentes y tabletas que hoy forman parte fundamental de nuestra vida diaria. Para nuestros padres, por ejemplo, es algo un poco más misterioso con lo que todavía no se familiarizan mucho, pero para las generaciones del 2000 en adelante, la tecnología y sus maneras de modificar nuestros hábitos diarios ya son algo tan común como el agua o la luz.

Tal y como la tecnología nos atraviesa en más de un sentido, ha hecho lo propio con el lenguaje, que a decir de algunos ha sido mutilado, otros dicen que ha evolucionado, otros dicen que es solamente una adaptación como las muchas a las que se ha sometido con el paso de la historia.

Desde los jeroglíficos que se imprimían con tinta vegetal en las paredes hasta el mensaje que en este preciso momento leemos, el lenguaje escrito ha pasado por una buena cantidad de momentos: símbolos, letras, frases, cartas escritas a mano, la imprenta, las máquinas de escribir, la computadora y finalmente los celulares inteligentes y las tabletas en las que tenemos más de dos opciones para modificar desde la tipografía, el medio por el que entregamos el mensaje y sobre todo, la manera en la que nos expresamos.

Siempre que se ha presentado una nueva manera de comunicarnos, la hemos apropiado para que exprese lo que tratamos de decir, pero sobre todo como queremos expresarlo; entre más usamos el lenguaje escrito, entre menos necesaria es la presencia de una persona para platicar con ella, dicho escrito necesita más vida, más elementos que nos puedan ayudar a sustituir un poco de esa interacción cara a cara.

Cuando decir hola ya no es suficiente

El lenguaje escrito es fascinante y nos da la capacidad de transmitir emociones, guardar memorias y hacer recuentos que difícilmente con el lenguaje oral permanecen. No es sorpresa que se trate de humanizar un poco el lenguaje informático que nos mantiene conectados hoy en día pues ¿a quién no le ha dado esa incomodidad de sonar demasiado “cortante” cuando escribe un mensaje o respuesta a través de un dispositivo electrónico? Es ahí que empezamos a abusar tal vez un poco de ciertos caminos más “familiares” del lenguaje: onomatopeyas (y entonces, ¡bum!, llegaron sus papás), repetición de las vocales (¿Cómo estáaaaaas?) y los ya muy famosos emoticones llegaron al lenguaje informático a quitarle lo “rígido” que llega a sonar.

Algunos, con el pretexto de “economía lingüística” (porque escribir las palabras completas, vaya que nos quita montones de tiempo) recurren a las abreviaturas extremas a las que generalmente se le quitan las vocales: “dnd t veo?”, “pq no le dijiste k stoy ahí?” e incluso se retiran palabras completas dejando solamente las iniciales como es el ejemplo de “ntp” o “no te preocupes”. Hay quienes piensan que es una involución, otros lo ven como una adaptación necesaria.

En otros casos el descontento con dichas abreviaturas se debe a su origen anglosajón, pues algunas como “WTF”, “LOL”, “AF”, “TT”, “FB” o “LMAO” abrevian expresiones en inglés que muchas veces quienes las emplean ignoran el verdadero significado contribuyendo a un desconocimiento de la propia lengua.

A pesar de que es algo cada vez más común, también es cierto que estas modificaciones solo aplican al mundo digital, lo que ha llegado a provocar que al momento de transcribir dichas expresiones a un plano menos casual y descuidado como es la redacción de un mensaje de texto o un estado de Facebook, haya un desfase que evite la comunicación óptima.

Y entonces ¿q pasa con la lengua?

La realidad es: aunque no nos guste del todo estar “cediendo” los derechos de nuestra lengua materna para adoptar neologismos anglosajones, es una práctica que cada vez está más vigente y el hecho de que el diccionario de Oxford y la RAE estén incluyendo términos surgidos en y desde las prácticas en la red significa que estos nuevos términos adoptados para que, de cierta forma podamos acoplarnos a la nueva era digital, seguirán estando en uso por una buena cantidad de tiempo; lo importante es no perder la tradición y por mucho tiempo que estemos buscando ahorrar con las abreviaturas feroces, de vez en cuando pongamos en práctica la vieja costumbre de hablar con todas las letras de las palabras, después de todo ¿q puede pasar?.


1Ana Pérez Sánchez, Finanzas y Economía http://www.finanzzas.com/cuanto-paga-youtube-por-cada-visita

Con información de:
http://www.redalyc.org
https://pendientedemigracion.ucm.es