Este sitio web utiliza cookies para poder brindarte la mejor experiencia. Para conocer nuestro aviso de privacidad, favor de dar click aquí.

La privacidad es prioridad en la nueva era de la publicidad

Desde la GDPR el futuro de la publicidad digital se ha visto amenazado, y no quedará otra opción más que transformar las metodologías de la industria para sobrevivir. La era de la publicidad a base de cookies está en los comienzos de un cambio radical ya que Google está buscando deshacerse del uso de las cookies de terceros, una fuente de datos invaluable para los publicistas digitales que los permite alcanzar a sus audiencias. 

¿Qué son los cookies y por qué son tan problemáticos?  

Al ser usuario del internet hoy en día, es inevitable no estar consciente de los cookies. Cada vez es más común encontrarse con avisos en las páginas web que piden permiso para almacenar los famosos cookies, pero en realidad ¿qué son y por qué les importa a los publicistas? 

Los cookies son archivos creados por cada sitio con datos que ayudan a identificar a cada usuario. Los datos que contienen los cookies son basados en la actividad que se realiza en la página respectiva de cada cookie. Es posible pensar en los cookies de la siguiente manera: los cookies funcionan como un tipo de historial o punto de referencia que ayudan a los sitios web crear experiencias personalizadas para cada usuario. Entre más cookies existan, hay más datos en que basarse, y por lo tanto más personalizada será tu experiencia en un sitio.

Esto es importante para los publicistas ya que los cookies les brinda la oportunidad de conocer qué audiencias están interesadas en su publicidad, cuáles anuncios son eficientes, y cómo y cuándo alcanzar a estas mismas audiencias en un futuro. 

En general, las cookies pueden ayudar a tener una experiencia en línea eficiente, pero pueden ser causa de preocupación cuando no se sabe qué datos personales se están recolectando, ni quién exactamente los esta recolectando, ya que muchos cookies llegan a ser cookies de terceros. Es por eso que la GDPR y otros reglamentos, están buscando proteger la privacidad de datos de los usuarios del internet. 

Adiós cookies, bienvenido datos de origen

El 2020 trae amplia oportunidad para darle prioridad a la privacidad. La industria ya esta viendo cambios al buscar y encontrar nuevas maneras de identificar a los usuarios sin tener que confiar únicamente en los cookies de terceros. La nueva era de publicidad está por comenzar y es tiempo de darle la bienvenida al uso de los datos de origen. 

En un futuro cercano se podrán ver más alianzas entre editores y redes de publicistas, unidos por la misión de crear las nuevas tecnologías y prácticas para asegurar la transparencia de compra de medios dentro de la industria. Ahora más que nunca es importante generar relaciones a base de confianza entre los usuarios, ya que esto permitirá obtener datos de origen de alta calidad. Por lo tanto, también se podrá ver el regreso de la compra de medios contextual. 

Apenas estamos a un comienzo de estos cambios, y será interesante ver exactamente cómo se adapta la industria a un internet post-cookies. Lo que queda claro es que el futuro de la industria está en encontrar maneras de adaptarse que cumplen con los nuevos reglamentos, en vez de encontrar maneras de evadirlos, y aquellos que resistan estos cambios, se quedarán atrás.

Fuente: www.digiday.com