Este sitio web utiliza cookies para poder brindarte la mejor experiencia.

Emojis ¿El lenguaje universal?

Snapchat

El ser humano siempre ha buscado vencer las barreras de los idiomas y con eso lograr una forma universal de comunicación. Un ejemplo es el Esperanto, este lenguaje auxiliar que fue creado con la intención de ser una especie de segunda lengua de comunicación internacional y sin límites.

Con la llegada del mundo digital, las barreras de comunicación se vieron vencidas, sin embargo, las barreras entre idiomas siguieron existiendo, y si bien todos tenemos facilidad de hablar con alguien del otro lado del mundo, el tema del idioma podría representar un conflicto si no eres fluido en, por decir algo, coreano.

A finales de los 90, y con una intención de facilitar expresiones por medio de mensajes, Shingetaka Kurita creó el primer prototipo de emojis. La cultura japonesa es muy adepta a utilizar imágenes como forma de expresión, esto logró un éxito inmediato para los emojis, tanto que Kurita tuvo que crear una base mucho más grande y tuvo que analizar las reacciones más esenciales del ser humano, que son básicamente las mismas en cualquier cultura e idioma.

Ejemplo de los primeros emojis.

10 años después, la cultura de los emojis logró salir de Japón, volviéndose un fenómeno internacional. Estas pequeñas imágenes ayudarían a expresarse en cualquier idioma, pues una carita sonriente o un corazón rojo significan lo mismo en prácticamente todos lados.

Es importante aprender a diferenciar de emoji y emoticón. El emoticón es una visualización tipográfica de una emoción. El emoji es una imagen que representa una emoción.

Emoticón: 😀 Emoji:

Los emojis se han vuelto muy populares en la cultura actual, tanto que el 92% de la población online los utiliza. Ya es común verlos como reemplazo a largas conversaciones y representan posibilidades más amplias de comunicación. La popularidad es tal que, ahora son soportados prácticamente en todos lados, incluidas redes sociales como Facebook, Twitter, Instagram, etc.

Incluso, ya son varias las marcas que han hecho uso de emojis en sus campañas publicitarias como es el caso de McDonalds; o hacen actividades para promover lanzamientos, como hizo Burger King con sus Chicken Fries, que creó una serie de Emojis.

Sin embargo, recientemente se ha encontrado un problema de compatibilidad entre sistemas operativos. No se han establecido bases definitivas y cada proveedor tiene una versión diferente de un emoji, que, si bien pueden ser muy similares, al momento de la conversación, pueden ser interpretados de forma diferente.

De hecho, hay toda una investigación a profundidad sobre este conflicto pues, el que debería ser el más cercano al lenguaje universal, está teniendo importantes conflictos al momento de ser utilizado en una conversación entre diferentes plataformas. Por ejemplo, el emoji de baile tiene estas variaciones:

Sí, parecen estar realizando acciones similares, pero no son iguales, y si agregamos el contexto del mensaje, una mujer bailando en iOS se transforma en un Don Juan con rosa en boca para Android o en un adolescente que brinca en Samsung.

Y así es como se ve la carita sonriente en diferentes plataformas:

Estos ejemplos son lo más básico, pero un estudio llamado “Blissfully happy” or “ready to fight”: Varying Interpretations of Emoji, realizado por 6 estudiantes de la Universidad de Minnesota, menciona que las personas interpretan de forma muy diferente cada emoji, esto puede tener que ver con el contexto del mensaje, la situación en ese momento específico, las personas que están interactuando, pero ahora también debemos agregar el factor de las plataformas.

En el estudio también se pidió a los usuarios que definieran cada emoji, para saber la interpretación personal, y claro que esto da contradicciones, para algunos las manos al aire significan detente, para otros es rezar y para otros es un niño pidiendo que lo carguen.

Otro ejemplo de las diferentes interpretaciones es:

La carita que enseña los dientes, para muchos tiene una interpretación negativa pues puede significar pelea, mientras que para otros significa una sonrisa casual y más bien pícara.

Hasta las marcas que, como ya vimos, participan y se unen al uso de los emojis, han dicho que muchas veces no saben cómo interpretar lo que un usuario dice al poner un corazón amarillo en vez de uno rojo, ¿acaso quiere decir que les gusta su marca, pero no con tanta intensidad como si usaran el corazón rojo?

Así es que por un lado tenemos el problema de interpretación gráfica de emojis, pero por otro, contamos con el conflicto de interpretación semántica de esta forma de comunicación. La parte gráfica se puede solucionar de una forma sencilla. De hecho, cada vez son más personas las que, debido a confusiones en sus conversaciones, solicitan que se resuelva el tema de compatibilidad estableciendo un estándar. Y aunque el estándar de Unicode dicta qué significa cada emoji, viene de parte de cada empresa el desarrollo gráfico y ahí es donde se presentan los conflictos.

Inclusive existe una enciclopedia que incluye las diferentes versiones de los emojis según plataforma. Con Emojipedia podrás darte una idea de qué verán tus amigos mientras platican en diferentes plataformas.

La interpretación personal siempre será más subjetiva, teniendo en cuenta muchos factores que pueden variar, pero al menos debemos buscar un estándar gráfico con el cual partir, esto nos ayudaría a comunicarnos mejor y que estos emojis se acercaran más al idioma universal que los seres humanos tanto hemos buscado.


Fuente:
http://emogi.com/
https://storify.com/
https://www.buzzfeed.com/
http://grouplens.org/