Este sitio web utiliza cookies para poder brindarte la mejor experiencia.

El streaming de videojuegos, ¿el futuro de la industria?

Twitter

No podemos negar que las plataformas de streaming llegaron para cambiar la manera en la que disfrutamos del entretenimiento desde casa; estos servicios han sido tan populares entre las nuevas -y no tan nuevas- generaciones, que llevaron a la bancarrota a viejas tiendas de renta y venta de videos, cd´s y acetatos.

Cuenta la leyenda que el primer streaming se hizo en abril de 1995 gracias al lanzamiento de Real Audio, una tecnología que permitía a los usuarios por primera vez en la historia sintonizar el audio de una estación de radio sin tener que descargarlo previamente, lo que no solamente ahorraba tiempo de descarga, sino también espacio en sus ordenadores, esto, sin duda alguna fue una noticia revolucionaria.

Poco a poco el streaming empezó a ganar adeptos y se convirtió en una manera popular de consumir contenidos cada vez más elaborados, desde 2000 empezó a popularizarse hasta que aparecieron plataformas famosas como Netflix o Spotify que desde su nacimiento provocaron reacciones muy positivas y rápidamente se ganaron la preferencia en los hábitos de consumo de internautas de todas las edades; hoy gracias a ellos contamos con la capacidad de acceder a un muy amplio catálogo desde la comodidad de nuestro hogar.

Pero si nos gusta tanto iniciar el día escuchando el descubrimiento semanal de Spotify o pasar el fin de semana echados frente a la televisión o computadora viendo películas de Netflix no solamente es por el amplio catálogo musical y cinematográfico, sino porque a nuestro stalker-self le encanta ver qué están escuchando los amigos en ese viernes por la noche, cuando dijeron que se iban de fiesta (sí, no lo niegues), sin mencionar que nos permite compartir/presumir nuestros refinados gustos.

Esta curiosidad de saber qué hacen nuestros amigos y compartir con ellos lo que hacemos nosotros mismos, ha dado a las redes sociales el trono, pues cada vez se comparte más información en tiempo real desde un smartphone o tableta, pero ¿esto qué tiene qué ver con los videojuegos? Si alguna vez has estado sin compañía jugando ese videojuego que estabas esperando desde hace meses pero de pronto te atoras y tu roomie se fue y tus papás no han regresado del súper, el streaming de videojuegos es tu salvación.

Repetir el nivel es cosa del pasado

El streaming de videojuegos empezó hace tiempo ya popularizándose con la plataforma Steam, sin embargo su público no es tan grande como el de otras plataformas y aunque algunos se pregunten cuál es el objetivo de sentarse durante horas a ver cómo otros juegan, (tal y como sucedió en el tercer encuentro de competición de League of Legends, que fue sintonizado por 32 millones de personas durante varios días con sus noches) para muchos es la oportunidad de develar trucos y mundos secretos que de otra manera no podrían haber descubierto; así mientras jugamos una partida, podemos sintonizar una plataforma de streaming para ver a otros jugadores hacer el mismo nivel y platicar con ellos o hacerles preguntas e incluso, podemos cargar el juego desde la plataforma.

Para quienes no tienen consola las plataformas de streaming son la salvación, pues solo necesitamos un controlador compatible y estamos listos para empezar la partida. Otra gran ventaja es que nuestra partida se guarda automáticamente en la plataforma y nosotros tenemos la posibilidad de elegir otro juego, otro dispositivo y otro lugar para jugar.

Definitivamente esta opción suena como el paraíso prometido, y más ahora que proveedores de televisión de paga como Total Play ofrecen este servicio dentro de la misma renta mensual. Se espera que cada vez sea más amplia la gama de clientes que deciden probar el servicio de streaming de videojuegos.

Entonces ¿va o no va?

La realidad es que el streaming de videojuegos, desde el lanzamiento de Steam, PS Now, OnLive y Twitch ya es bastante popular entre los gamers, pues ha brindado la posibilidad de crear comunidades de jugadores en las que pueden hacer intercambios y retas.

Vamos, el servicio no es algo nuevo, sino que se presenta como una novedad para quienes no acostumbramos entrar a Internet para jugar; lo que se pretende es extender el mercado y así como buscamos una película busquemos un videojuego para pasar el rato. Tal vez la diferencia radique en la atención que debemos poner a cada una de las actividades, pues para jugar videojuegos se requiere de un poco más de habilidad y paciencia para realmente poder disfrutarlo y si bien es cierto que un gamer puede alternar entre una película y un videojuego, probablemente un cinéfilo o un melómano encuentren más complicado iniciar una nueva partida.

Lo único que nos queda es probar el servicio y quién sabe, tal vez nos transformemos en el gamer que el mundo espera y por supuesto, merece.


Con información de:
http://es.gizmodo.com
http://www.informador.com.mx
https://es.wikipedia.org