Este sitio web utiliza cookies para poder brindarte la mejor experiencia.

Dark social media o lo que no se puede rastrear

Desde hace ya varios años, la frecuencia de publicaciones en redes sociales ha aumentado notablemente; si queremos compartir algo divertido con nuestros amigos, recurrimos a ellas, y cuando no es así le damos vida a lo que se llama Dark Social Media.

Dark Social Media no significa que ingresemos a redes de contenido ilegal o que estemos compartiendo contenido prohibido; (para esto existieron redes sociales lúgubres como Suicide Apartment, BlackBook y Galaxy entre otras) significa que estamos quedando “fuera del radar”.

Para los marketeros, rastrear la actividad de los usuarios es fundamental, de esta manera podemos saber qué parte de nuestra campaña está teniendo más éxito.

Si no pudiéramos rastrear los resultados, estaríamos caminando con los ojos cerrados.

¿Cómo compartimos?

Encontrar un buen contenido que queremos compartir con nuestros amigos y familiares cercanos es algo que hacemos día a día, por dónde las compartamos dependerá del tipo de contenido y el momento de encontrarlo.

Para muchos, las redes sociales están prohibidas en el trabajo, pero eso no los detiene.

Ya sea por apps de mensajería, (incluso las que vienen incluidas en las grandes redes sociales como Facebook), por correo o por Snapchat, hay ciertos links y contenidos que son compartidos “por debajo del agua” y escapan a las plataformas analíticas.

Cuando esto sucede, nosotros, como analistas de estrategia, nos quedamos con un hueco en el recorrido.

Generalmente compartimos para que todos nos vean, cuando no sucede así, las plataformas sangran.

¿Qué hacer con el dark social?

En principio debemos aprender a reconocerlo.

Por el camino que lleva a las personas a nuestro link, puede aparecer en las plataformas de análisis como “tráfico directo”.

Esto nos hace perder un poco el balance, pues nadie buscaría la url de nuestra página como aparece en el buscador.

Con el alza de los fallos en la seguridad por parte de los administradores de las redes sociales, la gente cada vez quiere confiar menos en cómo manejan dichas redes su información privada.

Sin embargo, seguimos compartiendo abiertamente algo que sabemos que al grueso de nuestros contactos puede interesar.

Ese link, a pesar de que pueda llevar información sobre un producto que nuestros contactos necesitan, quedará solo flotando en el newsfeed, con uno o dos like pero con pocas posibilidades de convertir.

Por otro lado, el dark social media viene directamente referido de una persona en la cual confiamos.

Por mucho, puede venir de un grupo de WhatsApp, pero generalmente vendrán de una persona que conocemos y en la que confiamos.

Esto le da al link un potencial muy elevado para convertir.

¿Cómo lo uso para mi estrategia?

El dark social media no es malo, solo es más complejo.

Las plataformas de análisis no nos dirán de dónde vienen y a dónde van nuestros usuarios, solo nos dirán que ahí están.

Entonces, ¿qué se puede hacer para usarlo a favor?

Hay diferentes maneras de hacerse cargo del dark social media.

La primera es identificarlo.

Ya que sepamos que, como dijimos antes, hay ciertos links que no pueden ser tecleados directamente en el buscador, tendremos más fácil el trabajo de identificar cuáles sesiones provienen del dark social media.

Otra manera de utilizar a nuestro favor el dark social media, es con botones de compartir más accesibles.

De esta manera las personas tienden a pensar en una persona a la que podría interesarle el contenido.

Si estás leyendo una nota y los botones de compartir te siguen, entonces estás en un contenido altamente dark social media.

Para quienes no son marketeros, pero están interesados en conocer más de lo que pasa cuando dejamos de ser visibles, podemos decirles que todos hemos sido partícipes de esta tendencia al menos una vez en la vida internauta.

Los creadores de contenido deben tener en cuenta que un contenido que vale la pena compartir “one on one”, nos ayudará a crear una buena reputación y credibilidad en la marca.

Marketeros o no, siempre es importante mantenerse al día con las tendencias en el mundo del internet, pues todos somos parte de la gran masa virtual.


Fuentes
www.econsultancy.com
www.blog.hootsuite.com