Este sitio web utiliza cookies para poder brindarte la mejor experiencia.

La publicidad a la orden de las marcas

¿De dónde surgen las buenas ideas? Durante muchos años hemos visto como las marcas han evolucionado rápidamente a la par de los nuevos formatos vigentes en esta época para mantener siempre cautivo a su público. Recordamos con nostalgia como hace 30 años esos formatos tradicionales de publicidad tenían un gran impacto porque se inspiraban en hechos reales, en historias que se cuentan en las calles, que así es como nació el periodismo.

Una buena idea surge de las historias que se van acumulando en el entorno y que bien pueden ser usadas para que las personas se sientan identificadas con el mensaje que queremos dar. Hoy en día, con la evolución digital que vivimos, la publicidad nos enseña otra cara, una que empatiza mucho con los hábitos que tenemos como usuarios de la web; se adaptó a los nuevos medios favoritos como redes sociales y nos trajo contenido más personalizado. Pero este contenido no siempre funciona.

SOCIAL MEDIA EN ACCIÓN

Todo buen desarrollo viene con lastres que se lucha por dejarlos atrás, en el caso de esta era digital, nos enfrentamos a un caso severo de inmediatez y esa palabra hace que la publicidad o marketing, un término más actual, deba trabajarse con ideas más apegadas al entorno de los usuarios, que los atrapen y quieran quedarse por más de 5 minutos atentos al mensaje que le quieres dar.

En este camino tan intrincado, a nivel global vemos a marcas fracasar y que no conectan, o que conectan de manera negativa. Recordarás el caso de Intel con un anuncio que mostraba atletas de raza negra inclinados frente a un hombre de raza blanca con la leyenda “maximice la capacidad de sus empleados”. Ante las críticas fue retirado.

publicidad

Apoyarse en convenciones sociales tan delicadas es peligroso si no tiene el sentido correcto y humano que las personas buscamos en las marcas, pues cada idea puede dar un giro en 360 grados y generar la reacción equivocada del usuario. Imagina esta campaña en 2017 con las redes sociales y sus 2,7 millones de usuarios atentos a su feed 24/7. Esta ventana de comunicación puede volverse tu némesis si tu idea no se apega a los valores que las personas necesitan para identificarse con una marca; puedes sepultarte en críticas o volverte el ave fénix entre tu competencia.

Crear contenido que logre empatizar con tu público, que atraiga y cree una reacción, depende de forma completa de estas ideas/inspiración que conecten con las personas y es aquí donde toma forma la pregunta: ¿cómo?

HECHO A LA MEXICANA

¿Qué pasa con el panorama más local? Mientras, por un lado, se encuentran las marcas con ideas poco o mal desarrolladas, hay otras que brillan por su ingenio y sensibilidad al momento de hacer publicidad a partir del entorno en el que vivimos.

De qué nos sirve tomar elementos históricos o sociales para vender un producto no es la pregunta, sino cómo impactan al espectador y hacen que quiera ser parte de esa experiencia que tú le estás ofreciendo, pues de acuerdo con datos del portal Psychology Today, los consumidores dependen en gran medida de sus emociones al momento de comprar.

Durante el 2017, empezó a tomar forma una nueva situación política entre México y EE.UU. liderada por el personaje Donald Trump, que logró dividir drásticamente las opiniones sobre México y su famosa promesa de un muro que divida ambos países. Este mensaje, que a juzgar no fue bien recibido por varias comunidades, inspiró a una marca de cerveza para crear una de las mejores campañas que veremos en un tiempo.

Hablamos de Cucapá, una cerveza artesanal que logró condensar un mensaje negativo en una estrategia de marca que al mismo tiempo fue mostrar una posición en cuanto al contexto social del país. Con el hashtag #ChelasForTheBand vimos nacer una campaña divertida y exitosa que generó más de 600,000 reproducciones en YouTube y más de 13,000 seguidores en redes sociales, durante los primeros días en que fue presentada.

Esta campaña, que culminó con una fiesta donde podías conocer y probar su línea de cervezas, es el ejemplo que estábamos buscando de buenas ideas germinadas en un espacio de total entendimiento con las personas, lo que quieren y cómo lo quieren ver, aprovechando claro, las plataformas que nos permiten estar a un click de las personas. Tal vez esta campaña no hubiera tenido el mismo impacto sin social media pero, cuando tienes una buena idea que conecta, ella sola fluye entre los canales y entonces es ahí cuando puedes vislumbrar un engagement más auténtico.

Como ya lo habíamos expresado unos meses antes, las emociones en la publicidad son el gancho que nos dan las marcas para elegirlos a ellos por sobre los demás. Marcas como Amazon o Apple saben que nada vende más que las emociones, situaciones comunes que nos hacen reaccionar ante cierta marca o producto y sentir que nos entienden. Si creas contenido que cuente una historia, te vuelves relevante.

LA GUÍA DE LO EMOTIVO

Lograr campañas que se queden en la cabeza de nuestra audiencia no es sencillo y menos en un mercado que cuenta con 1,000 opciones solo de “jabón de baño”. Por ello es importante tener un análisis previo de los usuarios, utiliza las métricas disponibles en plataformas como Facebook o Global Web Index para obtener esa base. Investiga y descubre qué es con lo que más se identifica la gente, qué le causa más empatía y trabaja sobre ello. Puede que te mueva lo mismo que a tu audiencia.

Finalmente, solo queda explotar los recursos digitales que se encuentran a nuestra merced; para eso nacieron, para que el llegar a más personas cada vez sea más sencillo y rápido, como en ninguna época habida. Las ventajas de esta era digital no se cuentan con una mano; tampoco las desventajas, las cuáles solo salen a la luz si las ideas de las que hemos estado hablando durante estos cinco minutos no son sinceras con el público.

Dentro de cinco años queremos ver a más marcas conectadas emocionalmente con el público y que el contenido que nos regales como audiencia sea irresistible a nuestros ojos y sentir. La inspiración puede provenir de cualquier parte, el asunto es estar atento para cuando pasan momentos épicos que sirvan para generar empatía entre la gente y, por supuesto, una campaña exitosa.

 


Fuentes
El Financiero
BrandWatch
Actualidad RT