Este sitio web utiliza cookies para poder brindarte la mejor experiencia.

Lo que fue y será en el Marketing

La nostalgia es inevitable al pensar que el 2017 se va. Este año que termina nos ofreció un sinfín de novedades tecnológicas que transformaron todo nuestro panorama y que ahora están marcando nuestro avance a pasos agigantados como sociedad digital, pero, aún estamos a mitad de camino ¿Qué nos deparan los años venideros?

Hace un par de años qué imaginaríamos nosotros que nuestras actividades más básicas como tomar el taxi, asistir a una junta o platicar con los niños pasarían al ámbito online. Ahora todo se vuelve posible al estar conectado y su vez se vuelve obsoleto si de alguna u otra forma no nos concede la posibilidad de estar en contacto con la tecnología.

Ahora nuestros taxis sin conductor, las apps empresariales y las redes sociales para niños están tomando una forma real, pues pertenecen al grupo de las nuevas tendencias a nivel global que están abarcando el mercado tech y que parecen haber llegado para quedarse y transformar nuestro ritmo de vida. Veamos cuánto hemos avanzado.

Las promesas del 2017

Durante este año los temas de conversación fuera y dentro de la web giraban en torno a los desarrollos que tendrían lugar este 2017: inteligencia artificial, Internet de las Cosas, realidad virtual. Estos tres tópicos aplicados a la creación de nuevos dispositivos inteligentes vieron la luz del día con un pronóstico favorable.

La inteligencia artificial implementada por nuestros favoritos como Google, Apple y Microsoft, nos permitió soñar con aparatos que pudieran funcionar por sí mismos: machine learning, es decir, el aprendizaje automático de las máquinas -en un sentido nada apocalíptico- y es que este siguiente paso es la simplificación de muchas de las tareas que llevamos a cabo a través de nuestros gadgets.

En esta ecuación no podemos olvidar incluir al Internet de las Cosas o loT (por sus siglas en inglés) y la inteligencia artificial. Dos fundamentales herramientas de las cuáles ya podemos presumir conocer y haberlas usado, aunque sea limitadamente. Para nuestras actividades online más populares como redes sociales o compras en línea, esta tecnología nos permitió, desde su implementación hasta la fecha, adaptarnos a los nuevos sistemas digitales reproducidos para el futuro, con un ritmo inmediato y dinámico.

Los asistentes virtuales Siri y Alexa son muestra de esta premisa de modificar nuestras formas de comunicación y búsqueda. Estos bonitos nombres representaron la necesidad de fusionar la inteligencia artificial con soluciones inmediatas a nuestras ocupaciones, que se ven marcadas por nuestro ritmo de vida, un ritmo rápido y sin vacilaciones, donde nos encontramos al filo de la butaca para saber primero que nadie cuál será el siguiente paso hacia la innovación.

No nos da miedo este desarrollo sin frenos que estamos viviendo, es más, nos hemos adaptado tan bien, que todo lo que hacemos día a día se conecta de alguna manera con estas herramientas tecnológicas de las que antes poco se hablaba y ahora ansiamos su fecha de llegada. ¿Te has preguntado qué harías sin ellas?

QUÉ TIENE PARA NOSOTROS EL 2018

La promesa de un mañana completamente digital nos tiene encantados. Durante estos años hemos visto el crecimiento de compañías como Facebook, Google y Apple que no podemos evitar mencionar dos veces porque son las que más han repuntado en números y popularidad. Esto no es meramente azar, sino que se trata del puntual interés que muestran por esta evolución tech de la que hablamos y de como ha venido a transformar campos como el marketing.

Para este año ya se dejan ver algunas tendencias: el servicio OTT, donde plataformas como Skype, Netflix o WhatsApp se debaten por ofrecer el mejor servicio; una guerra que apenas inicia. También hemos hablado de la tan esperada navegación 5G, que promete cambios significativos como ahorro de energía y mayor rapidez de navegación al momento de estar conectados. En materia de redes sociales no podemos olvidar las grandes fusiones y adquisiciones que se han creado, como parte fundamental del crecimiento y desarrollo de nuevas formas de comunicación.

Por último, pero no menos importante, el tan esperado Internet de las Cosas. La atractiva idea de volver interactivos todos los dispositivos con los que tenemos contacto nos ronda la cabeza desde hace algún tiempo, pues desde la existencia de Internet, no podemos pensar una vida sin él. Es cierto que algunas veces extrañamos ese papel y lápiz o ese bipper en el cinturón, pero la verdad es que estos nuevos sistemas son el significado de una evolución cada vez más grande. No podemos quedarnos a mirar, debemos tomar partido.

FUTURO LLEGA YA

Todavía no se acaba el año y ya queremos saber qué nos depara no solo en 2018 sino en los próximos 10 años. La promesa de un mundo conectado nos hace querer avanzar a toda velocidad hacia el futuro, pues tenemos algunas pistas de lo que nos espera del otro lado.

¿Cuáles serán los sectores más afectados en esta revolución digital? A decir verdad, ninguno está exento, de manera general todos se ven afectados en diferentes proporciones, pero eso no los detiene en su búsqueda de nuevos caminos a seguir para no perderse en esta transición análoga-digital, sobre todo el ámbito del marketing y sus formas de hacer que el mercado se vuelva cada vez más grande y competitivo ¿por qué no?, las oportunidades son para todos.

En esta carrera por la evolución digital hay muchos actores que se disputan día a día el puesto número uno; ya el tiempo dirá quiénes son los que sobrevivieron y quiénes se quedaron rezagados. Mientras acomódate y ve por tu bote de palomitas. Esta evolución apenas comienza.


FUENTES:
Statista
Techcrunch
Expansión