Este sitio web utiliza cookies para poder brindarte la mejor experiencia.

LinkedIn y sus cambios

LinkedIn, al ser una red profesional, normalmente es relacionada con la formalidad y la seriedad, aunque la realidad es que hasta hace unos meses caía en el ámbito soso y de flojera, además de que tenía un manejo francamente poco amigable, lo que hacía que la cantidad de usuarios activos al mes fuera bastante baja.

Según reportes de VentureBeat, en 2015 se calculaban 100 millones de usuarios activos al mes, lo que correspondía a cerca del 25% de la ‘población’ de LinkedIn.

Desde la compra de LinkedIn por parte de Microsoft en junio de 2016, la red social profesional por excelencia ha demostrado estar intentando acercarse más a su audiencia con diferentes ajustes que le han ayudado a ser mucho más amigable y fácil de usar.

Durante los primeros meses de 2017, lo usuarios de la red pudimos ver ajustes en la interfaz tanto web como de la app móvil, el uso se estaba volviendo mucho más intuitivo y amigable. Si bien esos cambios no fueron realmente innovadores, sí le dieron un sentido de frescura y renovación a la red social.
LinkedIn

Para julio, empezamos a ver cambios más específicos como agregar fotos en los comentarios, poder usar filtros en la imagen de perfil y una opción llamada ‘Trending Storylines’ para conocer noticias sobre alguna industria en específico.

Posterior a estos cambios, vinieron esta serie de nuevas funciones:

Historia de conexión, que es para tener un contexto de tus contactos, saber desde cuando están conectados y así poder tener más elementos para entablar una conversación.

Personalización mejorada del perfil, con este elemento se vuelve mucho más sencillo ordenar tu perfil pues ahora puedes arrastrar las secciones se información a tu conveniencia.

Respuestas rápidas, desde que la red se ha enfocado más en promover la conversación y mejoró la sección de mensajes, agregó también una serie de respuestas rápidas predeterminadas, por si no te da tiempo de contestar, o tu respuesta es un tanto obvia.

Múltiples fotos en posteos, ahora es posible agregar una serie de imágenes al posteo que harás, algo similar a lo que se puede hacer con Facebook, Twitter y más recientemente en Instagram.

Contenido con video nativo, el video es el rey de los formatos, y ya era necesario el poder contar con la función de grabar video desde la plataforma de LinkedIn, seguramente ayudará a tener más interacción con los usuarios.

Compartir fuera de la red, antes, si compartías un artículo que viste en LinkedIn fuera del mismo LinkedIn, era imposible para los usuarios leerlo a menos que iniciaran sesión, esto ha cambiado y seguramente traerá más tráfico.

Desactivar comentarios, esta función le caerá de maravilla a aquellos creadores de contenido, si de repente es necesario apagar los comentarios como parte de una acción de emergencia, ahora será posible hacerlo en el contenido publicado en LinkedIn.

Estos cambios en LinkedIn podrían verse como naturales en otras redes sociales por la evolución que las mismas han tenido, pero nuevamente, para el caso específico de LinkedIn le inyecta una sensación de frescura y hasta anima al usuario a explorar estas nuevas funciones.

¿Qué opinas? ¿Estas funciones te animarían a conectar más seguido a LinkedIn?

LinkedIn


Fuentes
http://www.socialmediatoday.com
https://www.fayerwayer.com
https://venturebeat.com