Este sitio web utiliza cookies para poder brindarte la mejor experiencia.

¿Que es un InstaPod?

Tal vez hayas oído de los InstaPods, tal vez ya hasta seas parte de uno. Esta última tendencia en las redes sociales ha creado controversia ya que ponen en duda la autenticidad de las cifras de interacciones, seguidores y relevancia de los influencers a cada nivel.

 

Los InstaPods son grupos creados por usuarios de Instagram que por mensajes directos se coordinan para intercambiar interacciones. Según Later, los tipos de InstaPods varían según las el objetivo deseado, por ejemplo: pods de comentarios, pods de likes, o pods de ambos. Estos  pods pueden ser generales o se pueden crear por categorías o nichos, con el fin de incrementar el alcance de las publicaciones dentro de la plataforma y así aportar al crecimiento de una cuenta.

 

El tamaño de estos grupos puede variar. Dentro de Instagram, a través de mensajes directos, los grupos pueden ser de hasta 30 personas, sin embargo, esto no limita a los usuarios a crear comunidades más grandes, ya que plataformas de mensajería como Telegram son usadas para crear grupos de hasta cientos de personas.

 

Al unirte a un InstaPod, es la obligación de cada miembro avisar cuando uno publica para que los otros miembros sepan cuando dar like o comentar a la publicación. Según Mashable, dependiendo de lo estricto que se el pod, los miembros deben hacer las interacciones necesarias con cada publicación anunciada inmediatamente o cuando uno tenga tiempo, por lo cual es importante ver a los pods como inversiones de tiempo en vez de verlo como una solución fácil para las interacciones.

 

Este método para hackear a los algoritmos se ha vuelto tan popular que grupos se han formado dentro de Facebook para crear y unirse a pods. Sin embargo unirse a ellos no es fácil ya que no son grupos de entrada libre. Muchos de ellos son exclusivos y sólo se puede unir por invitación de un miembro actual.

 

instapods

 

El surgimiento del InstaPod

 

Hace años la dinámica de Instagram era sencilla: los algoritmos no existían, los posteos aparecían cronológicamente y las estrategias de contenido apenas surgían. Con la implementación de los algoritmos y una sed por más likes y seguidores, el juego de Instagram se ha convertido en un juego estratégico más que creativo.

 

El pánico surgió dentro de la comunidad de Instagram cuando la plataforma anunció los algoritmos en el 2016. Según el algoritmo, aquellos posteos que tendrían más interacciones inicialmente tras su publicación serían premiados con más alcance y la oportunidad de tener un lugar en la página de explorar. Esto llegaría a afectar el alcance orgánico de muchos, una métrica muy importante para aquellos buscando crecer sus cuentas.

 

Los InstaPods son una reacción de los usuarios que están a disgusto con el algoritmo y sus varios cambios a través de los años, específicamente para aquellos que usan Instagram como la plataforma principal para lanzar sus marcas o negocios personales. Entre los más afectados según Forbes son los influencers, especialmente los micro-influencers, ya que dependen de cifras altas para formar relaciones y colaboraciones con otras marcas.

 

¿Bots y Pods, una alternativa o fraude total?

 

Aunque los pods parezcan como una buena alternativa para crecer cuentas de Instagram, el lado ético detrás de los pods ha llamado la atención de muchos.

 

En la era digital le hemos dado mucha importancia a métricas de vanidad para medir el éxito en las redes sociales. El problema con estas métricas, como los likes, followers, y comentarios es que no todo es lo que parece y los números pueden llegar a mentir.

 

Instagram nota que estas no son interacciones genuinas si no forzadas, posicionándolos como bots. Es por eso que para burlar al algoritmo, hay reglas que los miembros de los pods deben de usar. Por ejemplo, los comentarios deben de ser de por lo menos 4 palabras no incluyendo a los emojis para aparentar ser reales o auténticos.

 

Por lo mismo, en el mundo de los influencers, esto es muy importante ya que estas métricas no necesariamente son equivalentes al nivel de influencia que alguien podría tener. Aquellos likes y comentarios obtenidos a través de pods pierden valor al ser interacciones vacías en vez de interacciones por interés genuino del público. Como comenta Forbes, para las marcas que buscan colaborar con influencers esto puede llegar a ser considerado fraude, ya que al colaborar con ellos están pagando por un servicio engañoso que no generará ROI. En vez en lo que las marcas deben enfocarse es conversiones, generación de leads para medir ROI.

 

¿Cual será futuro de los InstaPods?

 

Como parte de la iniciativa de Facebook y por lo tanto Instagram, la plataforma apenas está comenzando a tomar acción en contra de los pods. Según Social Media Today, Facebook ha estado cerrando grupos que se enfocan en crear y difundir los pods. Por el momento, Facebook nada más ha cerrado los grupos que han sido reportados, dejando a los grupos menos visibles y pequeños sin correr tanto riesgo.

 

Sin embargo, como comenta Social Media Today, ya que los pods están en el radar de estas plataformas, se podría esperar un algoritmo que detecte patrones de las mismas interacciones entre los usuarios para penalizar a los miembros de los pods y poder cerrar los grupos.

 

Mientras el futuro de los pods no este definido, lo que si está por seguro es que mientras los usuarios de las redes sociales sigan inconformes con los cambios dentro de las plataformas, seguirán creando y evolucionando los métodos y estrategias de hackeo de algoritmos.

 

Por supuesto, está dentro de cada usuario decidir si los pods son una estrategia adecuada que valga la pena a pesar del posible riesgo de penalización. También es la responsabilidad tanto de los usuarios como de las marcas estar informados sobre la transparencia de los usuarios y marcas.


Fuentes:
www.mashable.com
www.socialmediatoday.com
www.forbes.com
www.later.com