Este sitio web utiliza cookies para poder brindarte la mejor experiencia.

Eventos virales y campañas publicitarias

No cabe duda que existen ciertos eventos que ofrecen la posibilidad de conectarnos a nivel mundial como audiencia virtual: atentados terroristas, catástrofes naturales, nacimientos de jirafas en cautiverio y el último, no menos importante que hace menos de una semana nos volvió a todos grandes fans del universo: el eclipse.

Cuando se trata de crear un evento que las marcas puedan aprovechar para hacerse promoción, Internet es el mejor lugar, por eso, el pasado lunes muchas marcas nos dieron importantes lecciones sobre marketing, tanto buenas como malas.

Montarse al ya famoso “tren del mame” es, literalmente como subirse a una maquinaria en movimiento, si lo hacemos bien, llegaremos rápido y a salvo a donde buscamos llegar, de otra manera, nos quedaremos en el camino, maltrechos. El tren del eclipse era algo muy relevante especialmente para empresas estadounidenses, en donde el eclipse fue total, pues llevaban casi 40 años esperando poder ver algo así, sin embargo, en México no se desperdicia nada, así que algunas empresas, ni tardas ni perezosas, rápidamente subieron.

Corona, siempre por el buen camino

Cerveza Corona vive en el imaginario de todos nosotros y no solamente porque su cerveza es reconocida a nivel mundial (¿alguien ya olvidó los comerciales de cerveza Corona con el Huapango de Moncayo de fondo?), sino porque ha tenido siempre un muy bien tino para sacar sus campañas publicitarias en el momento adecuado, con el enfoque adecuado y siempre con mensajes concretos y atractivos. El caso del eclipse no fue una excepción.

campañas

Chevrolet, sin mucha pasión

Chevrolet es una marca que trata de mantenerse vigente por todos los medios sin importar tanto la época del año, recordemos el éxito de aquella campaña de 2015 en la que una mujer, después conocida como Zaira, pedía ayuda en las redes sociales para encontrar su pick up Chevrolet con un dibujo hecho a mano que se volvió viral. En esa ocasión, aprovecharon muy bien regalando una camioneta a dicha mujer.

Desdichadamente con el eclipse, a pesar de que lo intentaron, pudieron haber hecho un mejor trabajo.

campañas

Casa Selva Botanicals. ¿Qué estaban pensando?

Definitivamente algunas empresas no tuvieron ni idea de cómo montarse al tren, entraron en pánico y solo publicaron una imagen del eclipse con contenido que no tenía mucho (o nada) qué ver con dicho evento. Tal es el caso de Casa Selva Botanicals, en el que no hay mucho qué decir.

campañas

¿Y el tren?

Como conclusión a esta breve nota, podemos decir que, si bien es cierto que algunos eventos pueden servir para que todas las marcas tengan sus 15 minutos de fama, hay que saber ejecutarlo de manera que el resultado sea natural, de no poner atención a los detalles corremos el riesgo de que nuestro intento se vea forzado y bastante desesperado por conseguir algunos nuevos fans.

Suerte para el próximo eclipse.


Fuente
http://cnnespanol.cnn.com