Este sitio web utiliza cookies para poder brindarte la mejor experiencia.

El video sube como la espuma

En los tiempos de la inmediatez, los formatos que nos puedan ofrecer la mayor cantidad de información en el menor tiempo posible son los que más se aprecian entre los internautas. Desde su nacimiento, el formato de vídeo ha sido una de las maneras preferidas de consumir información, a diferencia de otros formatos como el texto o la imagen, que irónicamente cuando tratan de hacerse más atractivos, tienden a convertirse en video.

Siempre hemos tenido cierto encanto por ver videos cortos: en México tuvimos el famoso programa Sopa de videos que, al menos para quienes lo vivimos al aire, era el momento de sentarse con la familia a compartir risas. Mientras tanto en Estados Unidos tuvieron America’s Funniest Home Videos, que también fue un gran referente de la cultura de grabar todo a todas horas, en ese momento con una handycam, que era el sueño dorado de todos.

 


Hoy en día tenemos pequeños monitores hiperconectados al alcance de la mano todo el tiempo a todas horas, esto nos ha ayudado a consumir video en cantidades nunca antes pensadas, para las estrategias de marketing, esto es un claro indicador de los lugares en los que podemos encontrar a nuestras audiencias y de qué manera podemos atraerlas.

Hablemos de números

Diferentes empresas de análisis de datos se han dado a la tarea de demostrar qué tan famoso se ha vuelto el formato de video; hagamos un pequeño recorrido por esta data para comprender el panorama actual.

Desde 2016, el número de personas consumiendo video vía smartphone a nivel mundial se elevó en 44 millones, si antes éramos un poco más exigentes con la manera de grabar los videos que consumíamos, hoy lo único que interesa realmente es tener un buen video qué ver. Hace dos años Facebook nos presentaba la opción de hacer videos en vivo e Instagram alargaba la duración hasta los 60 segundos mientras que Snapchat agregaba Gifs, stickers y audio a su chat, las cosas empezaban a pintar muy bien.

video

La inversión en los formatos de video se ha elevado en 2.19 billones de dólares solo de 2017 a lo que va de 2018, dándole la oportunidad a plataformas sociales como Facebook, de adueñarse de la audiencia que quiere encontrar encontrar contenido popular y reciente en formato de video.

Los números de Facebook dejan en claro su rotundo éxito: 500’000,000 de personas ven video al menos una vez al día en ésta red social, ya sea en el feed o en la nueva opción “descubrir” que se prueba remotamente en los perfiles de algunos usuarios:

video

Hoy, el 32% de los internautas ven entre 2 y 5 videos al día siendo los videos patrocinados una de las principales fuentes de consumo; 71% de los usuarios de la red social aseguran que dichos contenidos les resultan muy relevantes, lo que nos habla de una gran disponibilidad de consumir contenido patrocinado de nuestra marca, si lo hacemos en formato de video.

Las historias de Facebook están teniendo mayor éxito cada vez, las personas no solamente suben contenido en este formato, sino que lo consumen diariamente; el 68% de los usuarios ven historias ya sea de vez en cuando o todo el tiempo, siendo más relevantes entre las personas menores de 34 años.

Finalmente, tenemos que  el 70% de los internautas visitan el sitio de origen de un video que les llamó la atención, ya sea que lo hayan visto como publicidad en su feed o que alguno de sus contactos lo haya publicado o comentado; el video aún tiene la capacidad de llamar a lo social, a la convivencia y al sharing, es por esto que todas las estrategias de mercadotecnia que busquen tener eco, deben incluir este formato.

Casi cualquier mensaje puede ser transmitido a través de un video, sin embargo es importante saber utilizarlo para no caer en estrategias mal planeadas que transformen algo versátil en aburrido y molesto.


Fuentes
www.socialmediatoday.com
www.techcrunch.com
www.emarketer.com