Este sitio web utiliza cookies para poder brindarte la mejor experiencia. Para conocer nuestro aviso de privacidad, favor de dar click aquí.

El marketing de tribu: somos más que las demográficas

En cualquier proyecto de mercadotecnia, conocer y segmentar a tus consumidores es uno de los pasos fundamentales al armar una estrategia y por mucho tiempo la información demográfica ha sido nuestro aliado en esta misión. Pero los tiempos están cambiando, y mejores maneras de segmentar a las audiencias están ganando popularidad. Te invitamos a conocer el marketing en tribu que nos brinda la posibilidad de verdaderamente entender las características, personalidad y gustos de nuestro consumidor ideal. 

La tendencia de las tribus 

En vez de depender de la información demográfica, en el marketing de tribu, son actitudes, comportamientos, opiniones e intereses que unen y distinguen a los consumidores. El marketing de tribu tal vez no sea una novedad, pero si es una práctica que cada día se vuelve más relevante en nuestro ambiente actual. 

En los viejos tiempos, era muy fácil poder deducir los comportamientos y actitudes de los consumidores solamente en base a su ubicación, edad u otros factores demográficos, sin dejar afuera a otros consumidores potenciales. Como explican en Forbes, si eras una marca de videojuegos, podría haber sido cierta la generalización que tus consumidores serían niños jóvenes en ciertos países con un cierto nivel de recursos. Hoy en día esta generalización te podría costar ya que el mercado para videojuegos se ha expandido a incluir a gente de todas las edades y géneros en todo el mundo y de todo tipo de clases económica. En el caso de marketing de tribu, lo que define a tu audiencia es un denominador común proveniente de un comportamiento o actitud. 

Esto es muy importante al tratar de alcanzar a audiencias jóvenes. Cada ves las generaciones nuevas son más grandes y con gustos más diversos, complejos y hasta contradictorios. No basta con ser una marca que quiere alcanzar a los “millenials” o a la generación x, y o z.  Ya no basta con generalizar.

Darle prioridad a los datos de comportamiento ya esta dando frutos para empresas como Netflix. Al segmentar sus audiencias en “comunidades de gustos” según como ven sus programas, han logrado ahorrarse mil millones de dólares anualmente en cancelaciones de subscripciones. El marketing de tribu no solo te ayudará a alcanzar a las audiencias correctas, también te ayudara a mantenerlas y adquirir su lealtad. Según un estudio de Gallup, las empresas que implementan este tipo de estrategia crecen un 85% más. 

Esto no significa que hay que dejar de usar la información demográfica. Esta sigue y siempre será un aspecto clave en cualquier segmentación de audiencia. La idea aquí es combinar estas dos metodologías para tener una idea equilibrada de quién estamos tratando de alcanzar, y cuáles mensajes serían los mejores para alcanzarlos. 

La era post-demográfica ya llegó, y conforme avanzamos en esta nueva década, la personalización de contenidos seguirá tomando prioridad en la mercadotecnia y no hay mejor manera de llevarla a acabo que al conocer y segmentar bien a tus audiencias según sus comportamientos e intereses. Entonces ¿qué dices? ¿Le darás una oportunidad al marketing de tribu? 

Fuente: www.forbes.com