Este sitio web utiliza cookies para poder brindarte la mejor experiencia.

YouTube busca proteger a sus usuarios

YouTube se vuelve a encontrar en medio de la controversia tras un escándalo de pedofilia propulsado por su propio algoritmo.

Esta semana, la plataforma de videos tomo acción en contra de aquellos que buscan poner en peligro a los menores de edad al implementar nuevas normas de YouTube.

Las nuevas normas de YouTube

En un blog post reciente, YouTube anunció los nuevos reglamentos para aquellas cuentas cuyo contenido contiene imágenes de menores de edad.

En este post, YouTube presenta tres cambios principales. 

Primero, prohibirán la publicación de comentarios para aquellas cuentas que incluyen a los menores de edad en su contenido.

Solamente una cantidad pequeña de canales tendrá la posibilidad de tener una sección de comentarios mientras otras cuentas tendrán la posibilidad de optar por tener comentarios en un futuro.

Estas cuentas podrán disfrutar del privilegio de tener comentarios siempre y cuando monitoreen con amplio cuidado la actividad de otros usuarios en sus canales.

El segundo cambio es la implementación de un nuevo sistema de clasificación de comentarios que ayudará a identificar y quitar comentarios dos veces más rápido que el sistema actual.

Adicionalmente, cualquier cuenta que se comporte de manera inadecuada y que viole las políticas de seguridad de la plataforma serán suspendidas de manera inmediata.

Desde el descubrimiento de esta red de pornografía infantil, más de 400 cuentas y millones de videos han sido eliminados de la plataforma a causa de actividad inapropiada

En otro comunicado, YouTube anunció que limitará y dejará de monetizar a aquellos videos y canales que son más susceptibles a comentarios que ponen a los menores de edad en riesgo.

¿Cómo llegaron a surgir estos cambios?

Estas normas nuevas de YouTube son el resultado del descubrimiento de un círculo de pedofilia expuesta por el vlogger Matt Wattson, también es conocido por su nombre de usuario MattsWhatItIs.

En su canal, Wattson demuestra cómo los depredadores usan la plataforma para encontrar videos inocentes de menores con el fin de bajarlos y comentar los tiempos cuando los pequeños se podrían encontrar en posiciones sugestivas y comprometedoras.

También se aprovechan del algoritmo que sugiere contenido similar de su agrado para encontrar una multitud de videos de menores. 

El algoritmo esencialmente ha facilitado la comunicación entre pedófilos, dándoles un espacio específico para conectarse, permitiendo que compartan links de pornografía infantil entre ellos.

Este no es el único escándalo reciente que ha perturbado a los usuarios de la comunidad.

El challenge de Momo ha causado alarma entre padres y familias ya que expone a las audiencias más pequeñas y vulnerables a situaciones de alto peligro.

Aunque su origen y legitimidad aun no es confirmada, el Momo challenge consiste de videos dentro de YouTubeKids que aparentan ser aptos para menores que luego son interrumpidos por lo que parece ser una muñeca que invita a los niños a lastimarse y suicidarse.

Problemas extremos requieren una solución extrema

Cada acción genera una reacción, y las reacciones ante estos acontecimientos no parecen ser favorables ni para YouTube, ni para sus usuarios.

Muchas marcas como Nestle y Disney han decidido dejar de anunciar sus productos en la plataforma.

Este cambio trae nuevos retos para la comunidad de YouTubers ya que las ganancias obtenidas a través de la publicidad ayudan a crear ingresos para miles de creadores de contenido.

La decision que ha tomado YouTube de prohibir comentarios, al igual que la desmonetización de contenidos, ha creado preocupación dentro de la comunidad de creadores de contenido.

YouTubers dependen de los comentarios para conectarse y fomentar un acercamiento con sus audiencias.

Los comentarios también ayudan a determinar qué contenido sera sugerido por los algoritmos con el fin de incrementar las vistas de videos.

La perdida de esta herramienta podría reducir las interacciones y fuentes de ingresos para varios usuarios.

Los creadores de contenido de YouTube argumentan que estas nuevas normas no son estrategias adecuadas de protección, en vez, son estrategias que penaliza a los usuarios inocentes en vez de castigar a los depredadores.

YouTube reconoce que los usuarios no tienen la culpa de que otros se aprovechen de la plataforma.

Sin embargo, YouTube comenta que estos cambios son esenciales para crear una solución inmediata.

El tiempo dirá si YouTube encontrará una solución permanente que favorece a todos, pero por mientras es importante recordar que la responsabilidad también esta en nuestras manos para usar las redes correctamente y reportar a aquellos que abusan de ellas.

YouTube ha tomado un paso hacia adelante para proteger a sus usuarios, pero esto solo es el comienzo. 


uentes
www.socialmediatoday.com
www.variety.com

https://youtube-creators.googleblog.com