Este sitio web utiliza cookies para poder brindarte la mejor experiencia.

Facebook e Instagram podrían quitar likes a menores de edad

Hace poco tiempo vivimos uno de los conflictos más grandes que ha tenido YouTube desde que se fundó en 2005, pues a pesar de tener cientos de millones de usuarios, ha logrado mantenerse a la cabeza como una de las redes sociales más utilizadas de los últimos tiempos.

El conflicto comenzó cuando algunos usuarios detectaron actividad inusual en ciertos videos, especialmente en videos de niñas, alegando que una red de pedofilia operaba secretamente ante los ojos de todos.

Los directivos salieron a dar explicaciones y llegaron a la conclusión de que se haría revisiones más completas a las cuentas de niños para asegurarse de que no hubiera ningún problema de seguridad.

Dicho altercado tuvo a bien abrir la discusión acerca de la seguridad de los niños en las redes sociales, pues no es la primera vez que se tiene registro de actividades que ponen en riesgo la integridad de los menores de edad.

La audiencia cada vez es más joven

La generación que hoy en día tiene en su poder la mayoría de las redes sociales, son personas que nacieron sin internet, pero que poco a poco aprendieron a manejarlo, pues se fue desarrollando; los millennials aún reinan.

Sin embargo, detrás de ellos vienen las generaciones que ya no tienen que colgar los teléfonos para poder conectarse a internet, pero a pesar de ser más diestros para manejar la red, también son más jóvenes y necesitan mayor protección.

La Oficina del Comisionado de Información (ICO por sus siglas en inglés), se ha encargado de buscar maneras de mantener a los niños a salvo frente a las costumbres de las redes sociales, en donde sin darse cuenta, pueden estar poniéndose en peligro.

Dicha instancia dio a conocer un comunicado en el que invitan a las compañías de tecnología a tener “buenas prácticas” en lo que respecta a la protección de datos de menores.

Una de las técnicas en las que ponen más énfasis es evitar técnicas que puedan estar invitando a los menores a compartir o dejar sus datos en lugares que no son necesariamente seguros.

 ¿Cómo afecta a los grandes?

La principal manera de evitar que los datos sean extraídos es quitando los likes de las cuentas de las personas menores de edad.

¿Qué significa esto? Las cuentas de quienes inicien sesión asegurando que son menores de edad, serán privadas de dar like, pues la información se recauda cada vez que alguien da like en alguna publicación.

Esto representa un problema para Facebook por ser una de las redes que más basa su actividad en los likes de los usuarios.

Aparte del like, el corazón es la reacción más utilizada en Facebook

Otra de las compañías que podría verse más afectada es Snapchat, ya que una de sus principales políticas de uso, es compartir snaps todos los días (a pesar de no ser obligatorio, la aplicación hace invitaciones cada vez que la persona inicia sesión).

Sin embargo, no solamente Snapchat invita a la gente a publicar, sino que aquellas que no lo hacen con regularidad, suelen tener participación de apps de terceros que, en ocasiones anteriores, han robado información sensible.

Parecido a las sanciones de la GDPR (Ley General de Protección de Datos), aquellas redes o apps que no cumplan con las regulaciones para mantener a las menores fuera de riesgo de ser estafados tendrán que pagar el 4% de su ganancia global.

Otra manera de nombrarlo

Instagram, por su cuenta, tiene otra manera de acercarse a los likes. Bajo la premisa de volver a enfocar la atención a las fotos más que a las interacciones, la red de fotografía ha decidido lanzar una versión de su app en la que los likes se mantendrán escondidos.

La primera versión será lanzada en Canadá, en donde las personas no podrán ver cuántos likes tiene la foto de alguno de sus contactos, sin embargo, serán capaces de saber cuántos tienen las publicaciones propias.

Ahora no veremos la cantidad de likes en cada posteo

Esto no solamente se hace con la intención de volcar la atención a los posteos por sobre las interacciones, sino que también se trata de quitar fuerza a las cuentas falsas que se utilizan para darle relevancia a un posteo sin que realmente la tenga.

Las cuentas falsas, las granjas de likes y los me gusta pagados son cada vez más comunes en el mundo de las transacciones digitales, por lo que se busca regresar al mundo de las interacciones genuinas para hacer de los esfuerzos de marketing algo más productivo.


Fuentes
www.independent.co.uk
www.petapixel.com